Archivo de la categoría: Londres

Descubriendo Covent Garden

Por Adrián Badía

No sé mucho sobre el antiguo mercado de las flores, sobre Covent Garden. Sólo sé que un día, al poco de  llegar a la ciudad, fui con un grupo de recién conocidos a cervecear allí, y que más tarde, otra noche cualquiera de estas que luego nunca vuelves a distinguir porque se tornan todas iguales, y sólo recuerdas la noche, la noche de Londres, música y luz y pintas y chupitos, volví allí a comer unos noodles. Sigue leyendo Descubriendo Covent Garden

Anuncios

Engáñate y podrás

Por Adrián Badía

No puedo empezar el post sin mencionar un hecho importante acontecido estos días atrás, como es la publicación de la primera novela del creador y administrador de Diario Expatriado: De todas formas, de Nacho Urquijo. Enhorabuena, amigo -te considero amigo aunque no te haya visto nunca-, por darnos estos pequeños paréntesis, estos trocitos de victoria en este día a día en el que, a veces, dan ganas de tirar la toalla.

Corro por Hyde Park, y, atención, lo hago sin Runtastic. No vaya a ser que vea a unos colegas en la esquina del parque con unas birras y me pare con ellos, siendo la vergüenza de mi muro de facebook: “Adrián ran 200 metres in 50 seconds – feeling drunk :S”

Sigue leyendo Engáñate y podrás

Sandeman Allen House

Por Adrián Badía

“¿Cómo se retoma el hilo de toda una vida…? ¿Cómo seguir adelante cuando, en tu corazón, empiezas a entender que no hay regreso posible…? Que hay cosas que el tiempo no puede enmendar… aquellas que hieren muy dentro, que dejan cicatriz.” Sí hay regreso, pero no regresa la misma persona que se fue.

Sigue leyendo Sandeman Allen House

Bordeando Notting Hill

Por Adrián Badía

Veo repetidos, por tercera vez, los goles de Bélgica en la tele de mi nueva habitación. A su lado, encima del pequeño frigorífico, el vapor de la tetera me avisa de que el agua hierve, así que me sirvo el té. No me culpen por ello, mi compañero de trabajo me pregunta cada hora si quiero té. Empiezas por un sí al día, la cuenta va aumentando, y después ya te lo pide el cuerpo. Hay que adaptarse.

Sigue leyendo Bordeando Notting Hill

Paseando entre Nelson y Alejandro

Por Adrián Badía

Segundo mes. El viejo párrafo que alimentaba mi melancolía día tras día se va diluyendo en los nuevos comienzos que, inevitablemente, iban a llegar:

Si despertar son mil quilates, de gloria bendita
mejor soñarme remendando, velas marchitas
que ya estoy harto de remar, compañera soledad
de tu puerta hasta la mía. Sigue leyendo Paseando entre Nelson y Alejandro